La asamblea extraordinaria de ATTAC Castilla y León acuerda abandonar la Cumbre Social territorial


ATTAC Castilla y León es un movimiento de corte social y naturaleza integradora, asambleario en su funcionamiento interno.  Esta organización  se integró en la Cumbre Social de la Comunidad Autónoma, buscando contribuir a la creación de un amplio frente civil que trabaje en el fortalecimiento social, frente a la omnipresente y desmedida presencia de la financiarización en todos los aspectos de la vida humana  y el medio ambiente,  y el encumbramiento  sin límites  de un  capital  financiero feroz.
  
Attac Castilla y León considera necesario que en este amplio frente estén presentes todas y todos, tanto personas como colectivos.  Por ello, con el objetivo común de una oposición social contundente a las mal llamadas políticas de austeridad, debe invitarse a una pluralidad de asociaciones, sindicatos, asambleas populares, plataformas, mareas  y al mismo 15M; también a aquellos partidos que,  estando del lado de la razón, la justicia y la solidaridad,  se oponen al  neoliberalismo  luchando con ahínco por imponer la soberanía del pueblo. Esta idea inclusiva, de convergencia, pretende  generar “un todos a una” con carácter de paridad, sin escatimar esfuerzos para emular el espíritu unitario que se percibió el 19 de julio. Porque ante un único –y formidable- enemigo, no pueden existir divisiones.
 En virtud de estos principios, esta organización manifiesta su total disconformidad con buena parte de los acuerdos adoptados por la Cumbre Social de Castilla y León en su VIII Reunión:

  • Primero. Por la voluntad excluyente implícita en el punto IV.1 al expresar -y se cita literalmente-: "En lo que respecta al modelo y composición de las Cumbres Sociales, el formato corresponde única y exclusivamente a Organizaciones de carácter sindical y social con personalidad jurídica propia, Estatutos e inscritas en el correspondiente registro", al mismo tiempo que, en IV.5,  en la invitación "a los Partidos Políticos que concurren a los diversos procesos electorales, y que forman parte de algunas Cumbres Provinciales, que voluntariamente den un paso atrás para evitar distorsionar sus objetivos y su filosofía", es decir, que se los expulsa “amablemente”. 


  • Segundo. Por la negativa a secundar las "Mareas Ciudadanas" convocadas para el 23 de febrero, según dice en I.1: "La Cumbre Social de Castilla y León, recuerda a las organizaciones miembro, y a las Cumbres Sociales Provinciales, que no convoca, ni promueve, ni apoya esta movilización".  (El subrayado es de la Cumbre Social) 


  • Tercero. Porque, por el contrario, tal como señala el punto I, se suma de manera unilateral,  sin contar con las organizaciones que participan en su seno, "a la convocatoria de la Cumbre Social Estatal para realizar manifestaciones en todas las capitales de provincia de España y, por ende, de nuestra Comunidad, para el próximo domingo 10 de marzo, a las 12:00 horas", actuación que tendrá un efecto desmovilizador sobre las acciones programadas por la Confederación Europea de Sindicatos para los siguientes días 13 y 16 de marzo. 


  • Cuarto.  Por el carácter no democrático de  su sistema de funcionamiento , asentado en el rechazo al "formato de Plataforma y de funcionamiento asambleario", (punto IV.4),  que además adopta y respalda únicamente "las iniciativas que se determinan en el ámbito de la Cumbre Social Estatal" (IV.2), descartando con ello a priori cualquier posible aportación de las organizaciones territoriales miembro.

Por todas las razones reseñadas, la Asamblea General Extraordinaria de Attac Castilla y León celebrada el 2 de marzo de 2013, acordó abandonar la Cumbre Social de esta Comunidad Autónoma.
 
En Valladolid, a 10 de marzo de 2013.
 LA JUNTA DIRECTIVA de ATTAC CASTILLA Y LEON

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada